TODAS LAS SEMANAS EN IVOOX Y EN DIRECTO TODOS LOS LUNES A LAS 20:04 EN RADIODESPI.COM Y DESDE ESTE MISMO BLOG
Instagram

viernes, 10 de enero de 2014

INTELLIGENCE adelanta su estreno en FOX CRIME en V.O.S. la misma semana que en EEUU

“Intelligence”, el esperado regreso a la televisión de Josh Holloway, el irreverente Sawyer de “Perdidos”, llega en exclusiva y en primicia a FOX Crime el domingo 12 de enero a las 23.50 horas, cinco días después de su estreno en Estados Unidos, donde superó los 16 millones de espectadores.

Esta nueva serie se emitirá todas las semanas en esa franja en versión original subtitulada. Tras su emisión, la serie estará disponible durante dos semanas en Yomvi, el Videoclub de ONO y en los distintos servicios de contenidos no lineales de las principales plataformas de pago.

La versión dual (doblada con opción de verla en VO) de “Intelligence” llegará al prime time del canal el 13 de febrero.

En “Intelligence”, Josh Holloway da vida Gabriel Vaughn, un tipo duro que trabaja para la Unidad Cibernética de la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU. Pero Vaughn no es un agente cualquiera. De hecho, ha sido elegido por el gobierno para convertirse en su mejor arma: una perfecta máquina de hackear, posible tras implantarle un dispositivo especial, el primer Interface Neuronal Directo, un microchip insertado en su cerebro, que le permite introducirse en cualquier sistema informático, base de datos o fichero electrónico en del planeta.

Con este arma oculta en su cerebro no hay sistema de seguridad, ordenador o conversación telefónica que se escape a su control. Pero Vaughn no está solo. La directora de la Unidad Cibernética, Lillian Strand (Marg Helgenberger, “C.S.I.”), encargada de supervisar sus misiones, le asigna una compañera, más bien una “cuidadora”, que no puede perder de vista a su “arma” más poderosa. Se trata de Riley Neal (Meghan Ory, “Once upon a Time”), una competente agente del Servicio Secreto, cuya responsabilidad es no sólo librar a Vaughn de posibles ataques exteriores, sino protegerle de su insaciable apetito por el riesgo y el peligro, su imprevisible comportamiento y su total falta de respeto por las normas.