TODAS LAS SEMANAS EN IVOOX Y EN DIRECTO TODOS LOS LUNES A LAS 20:04 EN RADIODESPI.COM Y DESDE ESTE MISMO BLOG
Instagram

viernes, 13 de julio de 2012

“El Fugitivo”


“EL Fugitivo”

De Fernando Gómez para “La caja lista”



“Nombre: Richard Kimble. Profesión: Doctor en Medicina. Destino: Patíbulo en la prisión estatal. Richard Kimble es inocente, se le declaró culpable. Lo que Richard Kimble no pudo comprobar fue que momentos antes de descubrir el cadáver de su esposa se topó con un hombre que huía de las inmediaciones de su casa. Richard Kimble medita sobre su destino mientras ve el mundo por última vez y sólo ve oscuridad; pero en esa oscuridad el mundo mueve sus hilos” 
Esa larga introducción en que se nos mostraba a un pensativo Richard Kimble mirando el paisaje nocturno con destino al centro penitenciario para ser ejecutado. Con el descarrilamiento del tren que lo transporta comenzaban los episodios de una serie que ha pasado a los anales de la televisión.

“EL FUGITIVO”
El fugitivo se mantuvo en antena 4 temporadas, 120 capítulos de 51 minutos, emitidos por la cadena ABC entre los años 1963 y 1967.
Durante ese largo centenar de capítulos la audiencia acompañó a Richard Kimble de ciudad en ciudad huyendo del acoso del Teniente Philip Gerard con el propósito de reunir pruebas para probar su inocencia en la muerte de su esposa y así salvarse de unas leyes que le condenaban a la silla eléctrica.

El fugitivo fue concebida por Roy Huggins y producida por Quinn Martin después del éxito cosechado por su anterior producción, Los intocables. Popularmente se cree que la serie se basó en parte en la historia de Sam Sheppard, un médico de Ohio acusado de asesinar a su esposa. A pesar de ser condenado y encarcelado, Sheppard siempre afirmó ser inocente.
Cada capitulo de “El fugitivo” estaba estructurado en cuatro actos y un epílogo y la voz de fondo que encadena la historia pertenecía a William Conrad, actor al que años después la televisión gratificaría con una serie de inmenso éxito, Cannon. Una voz profunda, la de William Conrad, que al finalizar el episodio nos indicaba que Richard Kimble debía de seguir huyendo.

“Cualquier secreto está seguro con éste hombre, por que ninguno es tan peligroso como el que él guarda. Su secreto es que él es Richard Kimble”

La base de la historia la encontramos perfectamente definida desde el primer capítulo, Richard Kimble, un respetado pediatra de Stafford, inexistente ciudad de Indiana, discute con su mujer Helen. El matrimonio está roto por culpa de que el embarazo de Helen ha terminado en aborto y le han diagnosticado que es estéril. La mujer se niega a adoptar hijos como es el deseo de Richard y por eso mantienen una acalorada discusión que es oída por los vecinos. Richard Kimble abandona el hogar dispuesto a dar una vuelta para calmarse. Cuando regresa, casi atropella a un hombre manco que huía de la casa. Al entrar descubre a Helen asesinada. Nadie ha visto ni oído al doctor Kimble salir de la casa por lo cual se convierte en principal sospechoso y un jurado lo condena a la máxima pena, ejecución en la silla eléctrica. Por suerte consigue escapar y a partir de entonces se convierte en el fugitivo que dará nombre a la serie.

Durante su odisea los espectadores descubren que Richard Kimble es un hombre de una inteligencia fuera de lo normal y es capaz de desempeñar cualquier oficio, siempre dispuesto a ayudar a los demás y que utiliza nombres falsos para mantener el anonimato. Habilidades que demuestra para escabullirse de las autoridades, en especial por el teniente Philip Gerard.
El personaje del teniente Gerard alcanzó inmensa fama y aunque ningún espectador deseaba que detuviera a Kimble no se granjeó la enemistad del público pues veían en él un hombre de familia, inteligente y un servidor público siempre al lado de la ley. A medida que transcurren los capítulos Gerard tiene más dudas sobre la culpabilidad de Richard Kimble, dudas que los guionistas saben aprovechar y en varios capítulos Kimble salva la vida del honrado teniente. Incluso en uno de ellos Kimble involuntariamente secuestra al hijo de Gerard (un niño de 12 años de edad, interpretado por un actor que se convertiría en estrella, Kurt Russell). A pesar de estar preocupado como cualquier padre ante una situación similar, Gerard sabe que Kimble no hará ningún daño a su hijo. Después de su experiencia, el niño pregunta a su padre si cree que Kimble es o no culpable y su padre admite que él podría estar equivocado, pero añade que es un fiel servidor de la ley y sea inocente o culpable debe detenerlo.

Un personaje, el teniente Gerard, que en palabras de Barry Morse actor que lo encarnó, estaba basado en el Javert de Los Miserables de Victor Hugo y que la trama de perseguido y perseguidor debía mucho a esa novela.

Curiosamente otro de los personajes fundamentales sólo aparece en 10 de los 120 capítulos aunque sea él quien ha desencadenado el drama, se trata del manco al que Kimble persigue con la misma intensidad que el teniente Gerard lo acosa a él. El manco es una figura oscura, un vagabundo astuto y con una fuerza casi sobrehumana al que le falta uno de sus brazos. Hasta el último capítulo no sabemos las razones por las cuales el manco ha realizado el asesinato y si hay alguien detrás de ese hecho. Richard Kimble, durante las cuatro temporadas, tres en blanco y negro y la última en color, estaba interpretado por un correcto David Janssen quien quedaría anclado a ese personaje que le hizo popular llegando a imprimir su mano en el Boulevard de la fama de Hollywood con el número 7011.

El ultimo capitulo se emitió en EEUU el 29 de Agosto de 1969 y fue un autentico éxito al ser visto en casi 26 millones de hogares que suspiraron con las palabras finales que sonaban de fondo y que sirvieron para dar fin a la serie.

“Martes, 5 de Septiembre, la huida ha terminado”

Texto: Fernando Gómez

Fernando Gómez es autor de las novelas:
El misterio de la Calle Poniente”, Cero negativo”, El Vampiro de Cartagena
El esplendor de la mentira” de 
Huerga y Fierro Editores